viernes, 9 de mayo de 2008

Volquete



¿Eh, pibita, qué hacés, qué hacéeees? me gritó una chica cartonera en Sarmiento y Uruguay mientras me sacaba brutalmente de las manos la cajita que había encontrado dos pasos atrás.



Tengo un problema, amo los volquetes. No los de obra llenos de escombros inreciclables, durlock de cielorraso, bolsas vacías de cemento, no. Me gustan los de mudanza, los repletos de cosas más bien marrones y secas y no grises y húmedas como las de construcción. Más hacia el microcentro los volquetes no sólo aumentan en cantidad sino que parecen estar más colmados. Hoy me acerqué a uno ideal. Miré de coté y ahí estaba la cajita en cuestión, como pidiendo ser rescatada del anonimato. La agarré y mientras la empezaba a inspeccionar y pensar para qué iba a usarla o si la tiraría ni bien llegara a mi casa, sentí el grito. ¡Te la doy! le contesté tranquila y seguí caminando con la angustia de no saber si tenía o no algo más maravilloso adentro.

16 comentarios:

Marta Plou dijo...

Hola! Aquí estoy echándole un vistazo a tu blog, está chulo!

Bruja Tonks dijo...

luli> me gustan estos calcareos, mezclados asi en la vereda. se parecen a la vida, que en medio de tantas insípidas situaciones cotidianas por ahi te ofrece cachitos de color y de alegría. sabe, yo tambien soy un poco cartonera. ahora mismo estoy rapiñandole a la suerte un poco de dicha para rescatarme de la mediocridad. me llevo esta foto como souvenir. un beso!

mercadito de barrio dijo...

Bruja, si, a mi también me gustan el tema es que se rompen siempre, viste? no hay una sola vereda que tenga todas las piezas originales.

Marty• • • • dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marty• • • • dijo...

Una vez escuché decir alguien que uno debe recorrer la vida bebiendo soles y no recojiendo monedas...pero siempre diferí respecto a eso...
Porque uno suele perderse bellezas como éstos mosaicos...o situaciones graciosas del inframundo que supongo se encuentra bajo nuestros pies.

Mercadito: me gusta la imágen de los carritos de supermercado!!!

Abrazo.

Bombón Asesino dijo...

Mercadito, me encató la imagen de esa vereda y de verdad estuve recorriendo recién tu blog y me ha gustado demasiado. Voy a volver. Para abrirlo de a poco como a esa cajita a la que le habías puesto el ojo encima. Saludos

mercadito de barrio dijo...

Marty...la imagen de los carritos la encontrè en una pag de diseño que està muy buena : http://ffffound.com

Anguá Mievo dijo...

Seguramente la Chica Cartonera sabría del secreto de esa cajita, por eso tanto apuro al ver que vos te apropiabas de ella.

Margot dijo...

ay lu, suerte que te sacaron la cajita. mejor quedarse con la fantasia antes de saber que estaba llena de moho. eso de las cajitas siempre sale mal, o peor: termina por ser igual que el tema de las mamuschkas, se vuelven absolutamente...previsibles.

cande dijo...

¿Qué había en la cajita azul de Mullholland Drive??????

violette dijo...

buenísimos los changuitos! me gustan muuucho (ya leí lo de ffffound!)

terrible arrebato de ilusión! andá a saber si en la cajita no estaba todo lo que siempre buscaste!!!?!?!?!!


tendrás que seguir buscando :)

Marta Plou dijo...

Hola! Gracias por tu visita. Te iré informando sobre la señora de las zapatillas rojas, a mí también me intriga!

mercadito de barrio dijo...

Cande, adentro de la caja azul de Mulholland Drive había ancianos miniatura. Dudo mucho que sea eso lo que contenía la mía, no pesaba tanto.

cande dijo...

Ancianos en minitura? con razón reprimí ese recuerdo.

Anguá Mievo dijo...

Ahora, cada vez que veo una caja tirada en la calle me acuerdo dela tuya Mercadito, e imagino lo que puede haber dentro de cada una y me río.

Cande dijo...

A ver si me sale esta vez...