domingo, 18 de mayo de 2008


Pa: hola, Lu
Lu: si, Pa, qué pasa?
Pa: … estamos acá discutiendo con tu hermano, necesitaba saber una cosa.
Lu: dime.
Pa: es cierto que cuando eran chicos yo apretaba la cáscara de mandarina y les tiraba el juguito en los ojos?
Lu: si, claro, lo hacías siempre y nos molestaba muchísimo.
Pa: ah, que extraño...

( y escucho que comenta del otro lado del teléfono : ” dice Luli que no, que no tiene ningún recuerdo de mandarinas.”)

11 comentarios:

Anguá Mievo dijo...

Muy buena la secuencia de la mandarina desnuda.
Che, pero que triste lo del padre.

Margot dijo...

jajajajaja!!!! me encantó, luli! qué turro el aldo eladio.

untalgregorio dijo...

que maravilla de diálogo!!!!!!!!!!!!!
Untalgregorio

toto scurraby dijo...

yo lo hacia arriba de la hornalla y hacia chispas

mercadito de barrio dijo...

Ah, Toto! yo lo lo sigo haciendo siempre que se da la combinaci�n c�scara de mandarina-encendedor cerca.

Bruja Tonks dijo...

luli: escuche. Estoy organizando un concurso bloguero de cartas de amor. Vaya afinando la punta de su Rotring porque tiene que participar. Se viene para mediados de Junio.

Ah, por cierto, yo hago barbaridades como las de su padre con mis hijas por supuesto apostando por que se las olviden de grandes...

Marty• • • • dijo...

Cuánta impunidad...ya no hay justicia!!! jajaja...un genio tu padre LU!
A mí esos chistecillos me los hacía mi tía...
pero gracias a ella, hoy tengo el mismo vicio que Toto Scurraby.
Eso siempre que no me coma la cáscara de la mandarina...que me encanta eh!!!

mercadito de barrio dijo...

Bruja, me encanta la idea del concurso! avisame.
Con respecto a lo otro, cuando tus hijas crezcan y te recriminen lo importante es que lo recuerdes y te hagas cargo.

jarret dijo...

todos tenemos un muerto en el placard...

porno y fugaz dijo...

que buenisimo!!!!!! ajajjaajaajjajaa

NuNú dijo...

Luuuuu, me temo que ya no hay mandarinas en la Boquería pero preguntaré cuándo llega la temporada de mandarinas la próxima vez que pase por ahí...

Muy bonito tu blog