lunes, 13 de julio de 2009

mss sudoku



M: hay algún tipo de centro de rehabilitación para adictos al sudoku?
Ma: no, hija, es un mal progresivo e irreversible. Perdón.

12 comentarios:

Julia dijo...

O sea q la adicción está en los genes.

evA dijo...

luliiiiiii, el otro día intenté hacer uno y buuuu, molto difícile, no es para mí. espero verte pronto, te mando un besote!

Dalva dijo...

en una época yo también me volví medio adicta ... pero soy malísima, casi al final me doy cuenta que no funciona lo que hice y debo recomenzar ... me sacaaaaa.

viquina dijo...

no puedo ver esos casilleros en blanco, hay que completarlos ya!

Personas en la sala dijo...

Ya que están, si conocen uno para adictos a los nachos sabor a queso...

Mercadito de barrio dijo...

Claro que si, Julia!
Evit, no es difícil, nena. el miércoles hubo cancelación, eh!
Dalva, yo cuando me doy cuenta de que hice algo mal, lo abandono sin culpa.
Vic, tengo unas revistas, si querès te paso.
Personas, nachos??? qué poco glamour el tuyo.

clara dijo...

Hola!
Nunca jugué a esto, si se trata de algo medio matemático no es lo mío...

Con respecto al chapadur, vendría a ser el linóleo linyera. Las chapas las usan los camiones de reparto de gaseosas, por eso hay muchos en las cercanías de los supermercados chinos.
Saludos!!

yelitza dijo...

merecen mis respetos las personas que logran completar los cuadros en blanco con exito.

Oscar l'errant dijo...

Generalmente el ocio es en parte culpable, por otro lado, el intelecto. La mente humana siempre hace jugarretas. Un saludo, Chao.

Mercadito de barrio dijo...

clari, no... no es matemático así que podés intentar.
No sabía lo del chapadur y los camiones... ah! y me acordè, también hacíamos grabado pero con radiografía. Se llamaba algo asi como copia directa, lo otro era xilografía.
yelitza, bueeeeno, tampoco exageremos que no es nada difícil.
Oscar l` El problema está cuando no hay demasiado tiempo para el ocio y se tiene semejante adicción.

untalgregorio dijo...

Ja, parece que es hereditario, algo asi como los solitarios del computador, o el Luxor,.
Atarse las manos a la espalda es una buena terapia, pasado el período del sindrome de abstinencia, .... se supera.

Un abrazo

pilarcita dijo...

jajaaaaaaaaa!!

otra más!!!!


besos.